domingo, 27 de abril de 2014

Leche de almendras



La leche de almendras es una combinación de almendras y agua, una alternativa más sana a la leche de vaca. Las almendras son nutritivas, contienen calcio, hierro, potasio, magnesio y fibra.




Los ingredientes son:

Almendras (1 parte)
Agua (2 partes)
Endulzante (sirope de ágave, canela...)


Preparación:

No meto medidas ni de las almendras ni del agua, todo dependerá de cuánta cantidad de leche queramos.
La proporción de almendras al agua es aproximadamente de una parte de almendras por dos partes de agua.

Si las almendras son frescas, que sería la mejor opción, las cascamos y retiramos la piel. Esto se hace para evitar que la leche se vuelva amarga.

Echamos las almendras en un recipiente y vertemos el agua encima. Las dejaremos a remojo toda la noche o al menos unas 8 horas.



La mañana siguiente, o pasadas las 8 horas, las echamos en la licuadora con el agua de las mismas. Hay quien tira el agua y mete agua nueva, yo uso la misma donde estuvieron a remojo. Vamos a agregar el agua poco a poco, porque cuanta más agreguemos más líquida nos va a quedar (a mi no me gusta tan aguada).

Obtendremos así un líquido blanco, como si fuera leche.

Ahora, con un colador, colamos ese líquido. La fibra que queda tampoco la tiro; hay quien la usa para espalmar en el pan... Yo la reutilizo cuando hago un batido de frutas, nada más añadiéndola a la mezcla.


Ya podemos endulzar la leche a nuestro gusto usando el sirope de ágave o la canela.




Nota:

Si la leche nos saliera demasiado líquida solo tenemos que añadir más almendras y repetir la misma operación: licuamos y colamos. 
Si por el contrario nos hubiera quedado demasiado espesa, basta añadir más agua.
Podemos conservar la leche en la nevera en un recipiente cerrado durante 3/4 días.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...